lunes, 14 de enero de 2013

Salmón en papillote con salsa de piquillo.

El salmón puede elaborarse de muchas maneras pero a mi especialmente me gusta hacerlo en papillote. Cocinarlo de esta manera nos va a proporcionar en nuestro plato muchísimo sabor ya que cocinamos sin grasas y al vapor, haciendo que conserve todo su jugo. Es un plato que también gustará a los más peques ya que suaviza el sabor del salmón.

Para elaborar el salmón vamos a necesitar (para dos personas):

-Dos medallones de salmón.
-Media cebolla y medio pimiento rojo.
-Una patata mediana.
-Limón y naranja.
-Sal, pimienta y eneldo.

Para la salsa de piquillo:

-Media cebolla y un poco de pimiento rojo.
-Un diente de ajo.
-Pimientos del piquillo (como unos cinco).
-Nata para cocinar.
-Sal y pimienta.

Para cocinar en papillote utilizaremos el horno y necesitaremos papel de aluminio. Consiste en hacer un paquete con el papel de aluminio, poniendo dentro todos los ingredientes, cuidando que este bien cerrado por todas partes para que no se nos escape el vapor, con esto conseguiremos que los ingredientes se cocinen rápidamente y conserven todo su sabor, sin necesidad de utilizar ningún tipo de grasas.

Empezamos? Primero limpiamos bien nuestro salmón, para no encontrarnos después ninguna escama que se le haya podido pasar al pescadero. Cortamos la cebolla y el pimiento en juliana fina, pelamos la patata y la cortamos en rodajas también finas.

En la bandeja del horno ponemos papel de aluminio (no lo cortes o ten en cuenta que después tienes que cerrarlo en forma de paquete), en el centro montamos las patatas haciendo como una cama para nuestro pescado y a continuación ponemos este sobre ellas. Salpimentamos y colocamos por encima de todo la cebolla y el pimiento ya cortados, cubriendo bien. Para terminar cortamos dos rodajas de limón y de naranja como sí fueran medias lunas y lo ponemos encima de todo. Salpimentamos de nuevo, espolvoreamos un poco de eneldo y añadimos el zumo de medio limón (también podemos poner un dedo de vino blanco).








Pre calentamos el horno a 200 grados.

Ahora toca cerrar nuestro paquete, cubrimos con el papel de plata todo y hacemos unos pequeños pliegues por los lados, doblando hacia dentro. Tenemos que asegurarnos que esta bien cerrado antes de meterlo en el horno. Una vez cerrado y nuestro horno caliente, tardará en hacerse unos 20 minutos a 190 grados. Sabremos que esta perfecto cuando veamos que el paquete se ha inflado.

Para hacer la salsa solo tenemos que cortar la cebolla en dados, poner en una sartén a sofreír con un poco de aceite, incorporar el pimiento rojo, el ajo y los pimientos del piquillo. Dejar un ratito a fuego medio y poner unas gotas de vino blanco,sal y pimienta y cuando este hirviendo añadimos la nata. Cuando todo este mezclado pasamos a un baso y batimos con la batidora. Sí te gusta la salsa más fina puedes después colarlo por un chino, a mi particularmente no me gusta colarlo.

Cuando veamos que tenemos el salmón listo, sacamos la bandeja del horno y ayudados con una tijera abrimos el paquete, teniendo mucho cuidado en no quemarnos ya que empezará a salir vapor. Montamos nuestro plato poniendo el salmón a un lado y nuestras verduras al otro. Salseamos al gusto y a disfrutar!

Buen provecho!!