lunes, 7 de enero de 2013

Pollo cúrcuma y guarnición de Basmati.

Para hoy vamos a preparar un plato muy sabroso y fácil de preparar, con un toque Hindú que nadie querrá perderse.

Para ello vamos a necesitar:

- Dos pechugas de pollo ( para unas 4 personas ).
- Una cebolla grande.
- Cúrcuma.
- Vino blanco.
- Nata para cocinar ( unos 150 ml ).
- Sal, pimienta y aceite.

Primero cortamos el pollo en pequeños dados. En un plato ponemos el pollo y lo bañamos con un poquito de sal, pimienta y como media cucharada de café de cúrcuma y reservamos.
Cortamos la cebolla en dados pequeños y la ponemos en una cazuela a pochar. Mientras vigilamos la cebolla para que no se nos queme en una sarten con un poquito de aceite cocinamos el pollo. Cuando tengamos el pollo algo doradito le añadimos un poquito de vino blanco y dejamos reducir. A continuación pasamos el pollo a la cazuela donde tenemos ya la cebolla pochada. Mezclamos bien los ingredientes y le ponemos la nata, bajamos el fuego y probamos de sal. Ahora podríamos ponerle algo más de cúrcuma y pimienta según gusto. Ponemos el fuego bajo y dejamos unos 15 minutos para que todo mezcle bien.

Ahora preparamos la guarnición, que no es otro que arroz, ya que le va genial a este tipo de platos. En este caso vamos a utilizar arroz Basmati, que es un tipo de arroz largó típico de la India, que ya de por sí tiene un gusto especiado muy ligero y bueno. En un cazo ponemos agua y cuando hierva añadimos un poco de sal y el arroz, tarda entre 10 o 12 minutos en estar perfecto. Colamos y emplatamos.

Espero que os guste el sabor que la cúrcuma proporciona al pollo. La cúrcuma es uno de los componentes de el curry y se puede utilizar en numerosos platos, proporciona un aroma suave y al gusto es muy parecido al curry.

Buen provecho!!