viernes, 5 de abril de 2013

Taleguillas de pollo

Para hoy os presento unas taleguillas elaboradas con pasta filo.

La pasta filo o masa filo es una masa empleada en la gastronomía del Medio Oriente, del Magreb, de Turquía y de los Balcanes, y que se caracteriza por ser muy delgada, casi translúcida. Se usa a menudo en finas capas superpuestas que recuerdan a un hojaldre, aunque su elaboración sea muy distinta. Puede hacerse frita, en el horno, cocida...Tenemos que tener cuidado a la hora de manejar esta pasta, ya que si no la mantenemos hidratada tiende a secarse y romperse, por eso siempre es bueno ponerle un trapo húmedo por encima mientras no la estemos manejando.

Vamos a necesitar para dos personas:

-250 gr de pollo cortado en finas tiras.
-2 láminas de pasta filo, cortadas en cuatro cuadrados grandes.
-Un poco de nata líquida para cocinar.
-Una cebolla pequeña.
-Un diente de ajo.
-Media guindilla roja.
-Ramita de limoncillo ( como ya comente en otra receta, podéis conseguirla en los hiper que venden productos especiales asiáticos).
-Queso rallado.


En una sartén ponemos el ajo y la cebolla y dejamos pochar a fuego lento. Cuando veamos que tiene ya un color dorado añadimos el pollo. Cocinamos y añadimos el limoncillo, la guindilla cortada fina y un poco de nata. Dejamos que todos los ingredientes se mezclen bien.

Ahora cortamos nuestra pasta filo en grandes cuadrados, vamos a necesitar 4, ya que vamos hacer dos taleguillas para cada uno. Yo utilizo un molde especial donde hago magdalenas, ya que me ayudo de los huecos para hacer la forma, pero también podemos hacer una especie de bolsita con la mano. Colocamos dentro de cada bolsita un poco de nuestro preparado y cerramos dando unas vueltas a la pasta, pero con cuidado de que no se nos rompa. Bañamos con un poco de aceite para que coja colorcito en el horno.

Con el horno precalentado a 180 grados , metemos las taleguillas y dejamos unos 7 minutos, pasado este tiempo ponemos por encima de cada una de ellas un poco de queso y dejamos en el horno hasta que veamos que tiene color dorado.

Ya lo tenemos todo, podemos acompañar con una ensalada o con patatas, yo en mi caso me hice una tortilla.

Plato fácil y rápido, quizás la única complicación la tengamos a la hora de manejar la pasta filo, pero con paciencia todo sale.

Buen provecho!!