sábado, 9 de febrero de 2013

Dorada al horno

Hoy vamos a preparar otro plato fácil, rico y apto para todas las dietas, ya que no lleva casi nada de grasa y los productos utilizados son todo naturales.


Vamos a necesitar: (para dos personas)

-Una dorada grande.
-Una patata.
-Media cebolla.
-Una zanahoria. 
-Un tomate.
-Un poco de vino blanco.
-Aceite, sal, limón, laurel y pimienta negra.

Empezamos??

Encendemos nuestro horno y lo pre calentamos a 180 grados.

Pelamos la patata, la zanahoria y la cebolla. Cortamos la patata en rodajas finas, y la cebolla y la zanahoria en juliana también fina. En una fuente de cristal apta para el horno, montamos la patata, zanahoria y cebolla haciendo como una cama y a continuación cortamos el tomate en rodajas y lo añadimos también a la fuente, salpimentamos, ponemos dos hojas de laurel y un poco de aceite. Metemos la fuente en el horno y cocinamos durante unos 15 minutos.



Limpiamos la dorada (normalmente ya el pescadero te la limpia bien), cortamos una rodaja de limón por la mitad y se la ponemos al pescado justo en la tripa, salpimentamos bien por ambas partes y cuando hayan pasado los 15 minutos lo metemos en la fuente encima de toda la verdura y ponemos un chorrito de vino blanco.





Dejaremos cocinar de 35 a 40 minutos bajando la potencia del horno a 140 grados.

CONSEJO: Metemos antes la patata, zanahoria y cebolla, ya que tardan más en cocinarse que el pescado, así tendremos todo bien jugoso y en su punto.

Cuando haya pasado el tiempo, sacamos del horno y podemos poner sobre la dorada un poco de perejil picado, para darle un poco más de color.

Bueno ya os digo que este plato esta buenísimo, la dorada conserva todo su sabor y lo podéis acompañar con una buena ensalada, es fácil de preparar y una buena manera de comer un poco de pescado.

Buen provecho!!