domingo, 24 de noviembre de 2013

Huevos Benedict con salmón.

Los Huevos Benedict son un plato que consiste básicamente en cubrir una rebanada de pan con huevos escalfados y salsa holandesa. Es rápido y fácil de hacer, hoy os lo presento acompañado de salmón ahumado, una conjugación perfecta y buenísima.

Lo que más nos puede complicar este plato es la salsa holandesa que consiste en montar yemas de huevo con mantequilla clarificada. Pero si tenemos paciencia y seguimos los pasos correctamente no nos supondrá ningún reto.

Necesitaremos para dos personas:

-Pan de chapata.
-4 huevos.
-Sal y pimienta.
-Salmón ahumado.

Para la salsa Holandesa:

-3 yemas de huevo.
-125 gr. de mantequilla.
-Una cucharada de zumo de limón.
-Pizca de sal.

Para realizar la salsa Holandesa, primero pondremos la mantequilla, en un cazo a derretir, a fuego suave (no tenemos que dejar que la mantequilla se caliente mucho). En este proceso tenemos que evitar remover la mantequilla, así que mejor que no toquemos el cazo.
Poco a poco veremos como una espuma blanca se va concentrando en la superficie. Cuando tengamos una buena cantidad de espuma y ayudados por una espátula, tenemos que retirarla pero con cuidado, dejando así la mantequilla clarificada. Una vez tengamos esto preparado, reservamos para que se temple un poco pero no dejemos que se enfríe mucho, ya que necesitamos que este templada.

En un bol ponemos las tres yemas con el zumo del limón y la sal, ayudados con una varilla montamos las yemas. 
Cuando estas estén ya montadas tenemos que ir incorporando la mantequilla poco a poco, al igual que hacemos cuando se hace mayonesa con el aceite. En este proceso no podemos dejar de darle a las varillas enérgicamente para evitar que se nos corte.

Un truco fácil es hacer este proceso cerca de una fuente de calor, ya que nos ayudará a hacer la salsa.

Huevos escalfados:

En una cazuela ponemos agua a hervir, con un chorro de vinagre y le añadimos sal.
Un truco bueno para hacer los huevos escalfados y que queden redondos es: antes de poner los huevos dentro del agua, ayudados con una cuchara o una varilla, hacemos que el agua gire consiguiendo un pequeño remolino, es entonces cuando incorporamos los huevos, ese movimiento va a conseguir que los huevos se cocinen mejor y tomen una forma mas redonda.
Cuando estén cocinados los sacamos y metemos en agua fría, con esto conseguimos que la clara quede mas tersa y quitarles el posible sabor a vinagre.

Ahora solo nos queda montar todo. Pre-calentamos el horno con la función de grill. Cortamos una buena rebanada del pan de chapata y lo tostamos ligeramente. Ponemos una primera capa de salmón, después encima dos huevos, otra capa de salmón y terminamos cubriendo con la salsa holandesa. Metemos en el horno hasta que este dorado y espolvoreamos por encima un poco de eneldo. 

Receta fácil y rica, para compartir con los amigo en plan tapas, perfecta!!

Esta receta no estaría en este blog si no fuese por María Coleto, que además de ser muy buena cocinera, le encanta al igual que a mi probar cosas nuevas. Así que esta es toda tuya!

Que aproveche!!